Rebelion en las aulas

Por la razón que sea, duermo en un instituto.

Es un lugar grande y gris, espacioso y sucio, como en el que cursé octavo en New York, personal pero ajeno.

En un pasillo tengo mi colchón y mis cuatro cosas: libretas, CD’s…

Voy a ese instituto como alumno.

Llegan los otros alumnos, hay un grupo que los lidera, son una masa uniforme, y deciden destrozar el centro.

Entran en las clases y las pulverizan divirtiéndose, y las profesoras se asustan y lloran, y lo van jodiendo todo, y yo pienso que esto es una locura pero no seré yo quien les vaya a parar.



Corro para salvar mis pertenencias, los líderes de la revuelta me ven y hacen que todo el grupo, infinito grupo, me persiga. Yo tengo que demostrarles que tambien soy de los suyos, así que empiezo a destrozar cosas también.

Llego al pasillo donde está mi casa y compruebo que todo está devastado.

Mi colchón está doblado sobre sí mismo. Un niño pequeño lo vigila. Me dice que no me preocupe y abre el colchón, dentro ha guardado todas mis pertenencias, sanas y salvas.

Le abrazo y empiezo a llorar.








(sueño de Junio del 2001)