Metiendo baza

Mirando en viejos archivos del ordenador me he re-encontrado con esta entrevista que le hice a Roger Casamajor (en mi opinión, uno de los mejores actores de mi generación) para la revista Scope en el 2002.

Es parte de uno de tantos proyectos sin desarrollar: Soñaba con tener suficientes entrevistas con actores que me gustaran especialmente como para hacer un libro. No he hecho muchas cosas como periodista y mi idea era que cada entrevista se pudiera leer como un monólogo.

Por supuesto, aunque pareciese casual y breve, la página escasa que ocupaba el texto era una síntesis de una conversación de toda una tarde.

Solo hice una entrevista. Esta.





“Cuando hice El Mar estaba muy despierto, porque era la primera cámara de cine que veía, y eso a veces sí que lo echas en falta, el estar despierto porque no entiendes nada de lo que te dicen.
Agustín Villaronga tenía claro lo que quería. La película ya estaba hecha antes de ir a rodar: Estuvimos dos meses y medio ensayando. En rodaje el primer día que yo le pedí algo del personaje, él me dijo que ya no me iba a hablar más de eso, que me había dedicado ya mucho tiempo y que el personaje era yo y que lo tirara p’adelante.
Agustín lo planifica y no te deja hasta que no tienes el punto que él quiere. El curro que tú tienes es darle más. Ahí es donde entra mi trabajo: Meter baza. Yo siempre pruebo de meter baza. Pero eso te lo da el mismo personaje, porque lo que tú ves escrito no está, es papel, tú tienes que montarlo. Yo, lo que suelo hacer cuando tengo un guión por primera vez, es que lo leo, lo leo, lo vuelvo a leer, lo vuelvo a leer y lo vuelvo a leer y en una libretita me voy apuntando como notas que me vienen, no sé, suena como muy ridículo(se ríe con fuerza). Más que leer, entender; no sólo tu personaje, sino la obra en total.
En La isla del holandés, me encontré con que Sigfrid Monleón lo que quería es que yo le metiera mucha baza, ¿sabes? Yo tenía que hablar en castellano porque era guardia civil y se me ocurrió hablar en castellano y catalán, y a Sigfrid le pareció guay. Todos los personajes de la película se los han currado mucho los actores. Sigfrid era el director y tenía clara la visión general, en conjunto, pero tú le hacías una propuesta y a veces te decía que sí y a veces te decía que no, pero el tío siempre se lo pensaba. Eso lo multiplicas por todos los actores y...
Mi personaje aquí es opuesto al de El Mar. Y cuando Sigfrid la vio, porque él me pilló antes de verla, me dijo que, seguramente, no me hubiera cogido(se ríe). ¿Qué quieres que le responda? No sé, somos actores, ¿no? Somos eso, precisamente(se ríe). A los actores, tío, yo creo que les gusta trabajar.
En Salvajes, Carlos Molinero rodaba secuencias enteras. No son 5 segundos, o 10 ó 30, sino que son 4 ó 5 minutos que das el callo sin parar. Eso creo que me iba bien. Porque una vez tienes la emoción, no la sueltas. (si la consigues encontrar). Aparte que estás rodando en video y sabes que puedes volver a repetir, y lo sabes, y se repite. Y eso te da tranquilidad para probar más cosas. Nos daba vidilla para desarrollar un poco más las secuencias.
En teatro tiene mucha importancia que tú antes de salir te prepares un poco, el cuerpo, la voz... Y en cine esto no puede existir porque tendrías que estar las doce horas del día concentrado. Igual para hacer una secuencia en concreto si que necesitas preparar: Por ejemplo, la muerte de Guerreros la trabajé corriendo. Como tenía que estar mareado y tal, empecé a correr; cuando estuve muy cansado, Daniel Carpalsoro me vio: “Venga, ¿lo estás?” “Estoy.” Pum, lo hicimos, y yo ya no salí de ese trance. Fue bien porque veía como que era el único momento de la película que podía meter algo. (ríe de nuevo)"








Tal vez lo más interesante sea colgar la transcripción completa de la entrevista, pero no sé si a Roger le haría mucha gracia, y Roger no es alguien a quien quieras tener enfadado. ¡Un abrazote, nen!

7 comentarios:

plakaplacca dijo...

també periodista?cada dia em sorprens mes i mes! jejeje

un petonetttt!!!!!!!!!!

Marina dijo...

Doncs m'ha agradat molt la entrevista-monoleg. Es prou interesant, llàstima que no ho anesis desarotllant perquè em sembla que llibres d'una pàgina no els solen públicar...
Almenys ho hem pogut llegir aqui!

plakaplacca dijo...

BONES FESTES ivan!!! un petonas!

Prisamata dijo...

Bones festes a tothom.

Gràcies, Marina... Sempre ho puc reprendre un dia d'aquests.

Anónimo dijo...

lo que ya es la caña y hace que me meta más a menudo de lo que lo hacia ... es la selección musical... entre el tuyo y el de la iaia de 96 años (es la caña ese blogg)...

me encantó el monologo de la belleza al sr. psiquiatra...debía decirlo...

sin querer te atropello dijo...

ahora entiendo lo de acabar la obra esa que tienes por ahí...
vale.
dale
besito

Prisamata dijo...

anónimo,

¿qué blog es ese de la señora de 96 años? No me viene a la cabeza ninguno de una "Zeñora mayó"... Y gracias por lo de la música, es bueno saber que no se está solo en la propia enfermedad.

Marky,

Me doy caña, tanta como pueda.
Pero a ver si comemos next week y nos ponemos al dia mutuamente.



Salud!