Especial dedicación



Hoy he soñado con este señor.

Le conocí cuando yo era practicamente un embrión y tenía un papel de reparto al primer culubrot fet a Catalunya. La industria televisiva catalana de ficción estaba en pañales en ese momento, y esos momentos de incertidumbre suelen ser muy intensos, y es un kilómetro cero de todo lo que paso después en la televisión d'aquest País petit. Estoy hablando de 1994.

Miquel era el protagonista masculino y pronto se convirtió en un referente para una pandilla de jóvenes actorcillos entre la cuál me incluyo. Sí, era caótico, impuntual, excesivo... Pero también apasionado, carismático, honesto. Y en ese momento breve entre el "acción" y el "corten" lo daba todo. Además, o precisamente por eso, era un jipi, un buscavidas, venía de la vieja escuela y no estaba en esto para comprarse un cochazo ni salir en revistas de sociedad. En aquella época, tan lejos y tan cerca, ser actor en Catalunya no dejaba de ser una excentricidad. Precisamente, Poblenou fue un punto de inflexión que cambió esa "consideración social".

Total, que cuando gracias a la aventurera Luisa Matienzo, en el 99 más o menos, con una colla de colegas(incluyendo tete Franki, el colega Eloi, a mi primico el Bru y a la primica Cris), decidimos tirar adelante mi primer corto como director, que trataba sobre una familia disfuncional que descubría que el hijo menor era esquizofrénico , tuvimos muy claro que Miquel tenía que interpretar al padre.

Ensayamos con él. Trabajamos a fondo.

Y tres días antes de ponernos a rodar, problemas de salud le impiden participar en el corto.

Cisma.

Por suerte pude convencer a ese famoso ex-párroco y ex-mánager de Gato Pérez reconvertido a showman y actor para que se pusiera en los zapatos de Miquel. Sobre la marcha, se puso al día de todo lo que habíamos currado para su personaje. Y, a día de hoy, aún siento que salvó la papeleta con mucha dignidad. Aparte del agradecimiento que le tengo por habernos salvado el culo. Debo decir que Carles considera éste su primer trabajo cinematográfico, sus trabajos con Bellmunt, Ramón de España y Migoya vienen luego. ¡Yo lo vi primero!

Huelga decir que el corto se lo dedicamos a Miquel. Grande Miquel.

Aquí está.





1 comentario:

Marina dijo...

El Bruno també es una mica Dorian Gray eh!

Curiós que tan el primer projecte com l'últim on ets ara estigui lligat pel tema "esquizofrènia", no? Quines coses. Espero tenir un rato aquesta setmana poder mirar el curt amb calma.

PS: Que gran que era l'Antonio del super!