Hombres




Mientras cenamos shawarmas, P. me cuenta que hay dos tipos de hombres: Los A y los B. Es biológico, sociológico y estratégico. Los A's tienden a ser rubios, delgados, angulosos, altos; heroicos, apasionados, folladores, conquistadores. Las mujeres buscan en ellos la aventura, el mensajismo de móvil frenético, el sexo catártico en lugares peligrosos y las cenas con conversación laberíntica, vino y/o sake. Los B's tiensen a ser morenos, más redondos, posiblemente más bajos, sosegados, estables, conreadores, firmes. Inspiran tranquilidad, casa, paternidad. Son el marido, el que llevas a comer con tus padres, el que se va de camping, te corta las zanahorias, le enseña a tu hijo a afeitarse. Luego, P. saca las cervezas y bebemos.

Jodorowski nos dijo el primer dia de seminario: "Hay dos tipos de seres: Los que vienen a ser amados y los que vienen a cambiar el mundo. Gran parte del dolor de los hombres viene de creer ser una cosa cuando se es otra".




"Es JoRODOwski, cabrón. No JODOrowski."


F. tiene muy buen beber. Nunca pone mala cara. Todo lo convierte en un chiste. Lleva un polo verde y la cara reluciente. Habla con los extraños por la calle y se los pone en el bolsillo. Le lame la cara a una chica que la lleva cubierta de chocolate. Le recita un poema a la camarera tatuada(de la que hablaré otro dia). Termina cantándole bossa nova al dueño del Gimlet por teléfono, y no nos podemos marchar del bar porque no quiere dejar de tontear con la chica de la barra.

En el seminario de Jodorowski había un tipo sudoroso y tenso que me explicaba con una sonrisa agresivamente amable que su meta, y la de su mujer, era que su hijo fuera feliz. ¿Y si tu hijo decide ser infeliz?, le pregunté. "No. No. No. Él será feliz, porque le vamos a enseñar a que lo sea. Será feliz."

El primer amante de N. fue en una sauna gay. Él creía que tenía su misma edad, 17. Después de follar, descubrió que era un enano de cuarentaypico años.

H. lo tiene muy claro. Ninguna mujer le va a cambiar. Él es así. Y cuanto más le intentan convertir, más se aferra en él, en H. Tiene una media de cuatro amantes diferentes. Y si se queda en casa por la noche, solo, es porque está agotado de la juerga de la noche anterior. Tiene casi cuarenta. Hay una cierta tristeza en su jactancia.




"¡Buñuelos de crema para tod@s!"


S. tiene una novia perfecta. Perfecta. Pero necesita irse de putas a menudo, en secreto(por supuesto). Tal vez para sublimar las tendencias agresivas heredadas de su padre. Tal vez porque es promiscuo y punto. Una vez una prostituta le permitió besarla. Cuando S. lo hizo, ella le interrumpió bruscamente: "Bésame. Sí. ¡Pero no como a una novia!"

En el seminario de Jodorowski había un hombre pequeñito de voz aflautada que explicaba que se sentía una mujer. "¿Sos un puto?", le preguntó Alejandro. "No, me gustan las mujeres, estoy casado y no me atraen los hombres. Pero gusta vestirme de mujer. Me gusta verme con lenceria femenina. A mi esposa eso no le gusta, pero he llegado a pensar en operarme para poder tener senos." Alejandro concluye: "Sos una mujer lesbiana, entonces."




Mike Diana lo sabe: Es difícil ser un hombre hoy en dia.


Y. está feliz. Por fin ha vuelto con su chica, con la que estuvo siete años o así. "Estoy harto-dice -de esa gente que se cree mejor que su pareja. Dan pena."



3 comentarios:

jou dijo...

ef

jou dijo...

Estos personajes monosilabicos no veran sus cortos nombres mezclarse en la pagina de un word.

Despilfarras tu talento... Los dotaste de pasado de caracter y de sueños pero no podran tomar una copa ni echar un polvo ni tener hijos. No irán a ninguna parte. Eres un calienta pollas de personajes que quieren tener futuro.

jou por tercera vez dijo...

death prof

me he reconciliado con tarantino